Adoptar

Acoger

Apadrinar

Su historia

Desde el año pasado la llevábamos viendo tirada en la calle. En pleno verano pasando las penurias del hambre y el calor. En invierno, mojada y muerta de frío alrededor de contenedores. No hemos podido ayudarla antes, aparecía de forma intermitente y sin dejarse coger, siempre huyendo y escondiéndose.
Desde hace semanas, sus apariciones eran más peligrosas, ya que empezó a moverse del lugar cruzando carreteras y andando kilómetros. Además del peligro, no era de ayuda el que fuera hembra y que muchos perros de la zona la intentaran montar, por lo que siempre iba rodeada de un grupo de machos.
Esta pequeña perrita ha estado muchísimo tiempo abandonada, ha estado sobreviviendo por la sierra de Córdoba a merced de todos los riesgos: atropellos, ataque de otros perros, disparos de cazadores, hambre, trampas, etc…
Temiendo que un día nos topáramos con ella muerta, decidimos hacer rutinas para poder cogerla. Y así ha sido, con la ayuda de una familia que solía alimentarla también por la zona, pudo atraparse y gracias a nuestra colaboradora y amiga que rápidamente la recogió (gracias Alicia).
Actualmente esta pequeña está a salvo, la tenemos en residencia en estos momentos, lo que supone un cargo más en estos tiempos tan difíciles con las adopciones paradas. Para colmo, creemos que está embarazada por que vamos a intentar interrumpir la gestación si no es demasiado tarde.
Ahora nos queda un largo cúmulo de gastos: esterilización, analíticas, revisiones veterinarias, vacunas, mensualidades de residencia, etc. Pedimos ayuda para ella, para LEILA, porque estamos hasta arriba.
Cuando acabe el Estado de Alarma, LEILA podrá entregarse en adopción con seguimientos, contrato, pasaporte europeo, microchip, vacunas, analíticas, desparasitaciones, esterilización y revisión veterinaria. Está en Córdoba pero podrá viajar a cualquier punto de España. Todo esto será a coste cero para el adoptante, nuestra Asociación asume tantos los gastos veterinarios como el traslado del animal.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *