Adoptar

Acoger

Apadrinar

Su historia

Después de meses de lucha con PERDITA, queremos mostrar su ejemplo de vida.
Hemos pasado por numerosas pruebas, ecografías, estudios, analíticas, ingresos, por etapas de desesperación ante impotencia de ver cómo se nos iba, por cuidados diarios para remontarla, en definitiva, todo ha sido poco por verla a día de hoy con la dignidad recuperada.
PERDITA tiene una cardiopatía complicada, pero está muy controlada. A base de medicación diaria de Cardalis, Vetmedin, Libeo, Hepatosil, Anima Strath y dieta para convalecientes, su vida es buena.
PERDITA no está en adopción, es inviable. Es una perra que necesita muchos cuidados. Sufre casi a diario desmayos por su delicado corazón. Sus síncopes por la cardiopatía duran segundos, pero hemos conseguido que se estabilice y sea algo normalizado.
Sabemos que por desgracia, algún día no salga de uno de ellos y su anciano corazón no pueda más, quizás dentro de 1 mes, de 3 meses o de 1 año… No lo sabemos, pero hasta entonces, ella estará lo más tranquila y cuidada posible. A pesar de todo, es una perra feliz, cariñosa, agradecida y dulce con perros y gatos.
Aunque PERDITA no esté en adopción, no significa que no necesite ayuda. Los gastos de sus cuidados son elevados. Se puede apadrinar o colaborar de cualquier manera. Es un coste económico muy alto el que hemos tenido desde el principio con ella y a día de hoy no es menos.
………………………………………………………………………..
(Actualización)- ¿ Qué hacemos cuando 4 almas están rotas ?
Tras una semana de ingreso, PERDITA ya está fuera de la clínica. Ha salido puesto que la medicación que se tiene que tomar es vía oral y no es necesario que esté hospitalizada con una vía.
Sigue estando grave, pero estabilizada y a la espera de que haga efecto todo el «cóctel» de medicación (para el corazón, hígado, diuréticos…). Si empieza a mejorar, podremos operarla y extirpar el bazo con el tumor.
Lo que ha cambiado totalmente: sus ganas de vivir. Tras un rapado para quitar un pelaje lleno de rastas y un baño a fondo, vemos un cuerpecito de anciana que aún lucha por estar en este mundo.
PERDITA apenas tiene movilidad, anda 4 pasos y se cansa, pero ya utiliza su olfato y se muestra más activa. Es un encanto de perra, agradecida y dulce, su mirada lo dice todo. Lucharemos por ella hasta el final.
…………………………………………………………………….
¿ Qué hacemos cuando 4 almas están rotas ?
PERDITA lleva seis días ingresada en estado crítico. El diagnóstico es demoledor. El ecografista junto con nuestros veterinarios, estuvieron casi una hora con la prueba para poder ser exhaustivos.
 Tiene un tumor en el bazo, líquido en los pulmones, una hepatomegalia, ascitis (líquido en el abdomen) y lo peor, una insuficiencia cardiaca congestiva que hace que el corazón no bombee bien la sangre, provocando retroceso de fluido.
Sabemos lo mal que está, pero como aún hay esperanzas, vamos a seguir adelante y no dejarla ir, por lo menos no sin intentarlo.
Ahora todo depende de ella, si se consigue con la medicación que el corazón funcione mejor, se procederá a una cirugía para extirpar el bazo, porque ahora mismo es inviable ya que no aguantaría una operación.
Así estamos, esperando un milagro para que PERDITA aguante y no acabe de esta manera. Necesitamos apoyo, ánimo, fuerzas… pero lo más importante es ayuda económica. La realidad es que sin dinero no se pueden pagar los ingresos, las pruebas, las ecografías especiales, las radiografías, medicaciones, en definitiva todo lo necesario para poder salvar a esta perra.
………………………………………………………………….
¿ Qué hacemos cuando 4 almas están rotas ?
Ni por donde empezar, ni cómo explicar, todo sobra, cualquier frase se queda corta ante este panorama tan dantesco. ¿Qué les habrá pasado por sus mentes a estas 4 criaturas cuando las llevaron a la perrera municipal?
Toda una vida juntas y de repente se ven solas, en una jaula, separadas de dos en dos, sin saber qué habían hecho para estar ahí, sin nadie conocido que las tranquilizara. El miedo, la ansiedad y la tristeza son sentimientos que se quedan cortos para estas 4 viejitas.
Su historia de por qué han acabado en la perrera con esa edad la desconocemos. En el mejor de los casos, han podido pertenecer a alguien mayor que haya enfermado o fallecido y para variar, gracias a familiares muy generosos, hayan decidido que los últimos años de vida de estas viejitas sea la perrera, deshaciéndose de ellas en pack, como yogures caducados.
A estas pequeñas fuimos a sacarlas el día 13 de Agosto, pero fue imposible ya que nos dijeron en el CECA (Centro de Control Animal de Córdoba) que al no haber personal suficiente no podía ser en el momento y nos dieron cita para 9 y 10 días posteriores. Por lo que sacamos a dos el 22 y a otras dos el 23 de Agosto.
Este mismo viernes, tras sacar a las 2 últimas de la perrera municipal, tuvimos que ir de urgencias al veterinario pasadas solo unas horas, porque se nos moría literalmente una de ellas, la más anciana. Esta perra, se encontraba en tal estado de salud que apenas reaccionaba. El pronóstico es muy grave, como se puede apreciar en las fotos, tiene el hígado y bazo destrozados y le ocupan toda la cavidad oprimiendo demás órganos. No es compatible para la vida que siga así, por lo que lo único que la salvaría es una extirpación de bazo, en caso de estabilizarse.
Esta perrita se encuentra desde el viernes ingresada, lo único que podemos hacer es esperar para intentar someterla a una cirugía, pero si no mejora, será imposible y morirá.

Y… ¿qué hacemos cuando 4 almas están rotas? Intentaremos recomponerlas, repararlas  y hacerles ver que ahora tienen a personas que velarán por ellas. Por ahora tienen un nombre y dignidad, ellas son PERDITA, JULIETA, CORDELIA y GALATEA…. y vamos a necesitar toda la ayuda posible con ellas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *